Fuera de mi escenario: entretenimiento bajo el ojo del gobierno

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las críticas públicas de Diosdado Cabello contra artistas, han derivado en la cancelación de conciertos, una forma de expresión también protegida por la Constitución nacional y por los acuerdos internacionales suscritos por Venezuela. 

Cabello es el vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y durante el gobierno chavista ha tenido altos cargos y apoyo consistente en sus filas. Desde el año 2014 conduce el programa Con el Mazo Dando, transmitido en el canal estatal  Venezolana de Televisión (VTV) y retransmitido en otras televisoras y emisoras controladas por el Estado.

Desde esa ventana, Cabello hostiga a opositores, periodistas, artistas y ciudadanos que critican la gestión gubernamental. Entre las víctimas de sus ataques también se encuentran personas defensoras de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil cuyas investigaciones y denuncias incomodan de alguna forma al poder. 

Recientemente, el también diputado de la Asamblea Nacional (AN) ha dirigido sus ataques verbales y acusaciones hacia artistas internacionales1 que se presentan o tienen intenciones de presentarse en Venezuela. La razón: críticas que han hecho en años anteriores al modelo de gobierno que impera en el país.

En múltiples ocasiones, los señalamientos -frecuentemente falsos o manipulados- parecen funcionar como una orden para que cuerpos de seguridad del Estado detengan, hostiguen y procesen judicialmente a quienes critican al gobierno. El temor a que haya un proceso judicial, persecución u hostigamiento por cuestionar al poder se incrementa entre sus críticos cuando Diosdado Cabello hace alguna mención en su programa, que se transmite todos los miércoles por la noche. 

Ejemplo de esto son los casos de: Luis Carlos Díaz2, periodista venezolano detenido en marzo de 2019 -luego del apagón masivo- por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y quien una semana antes había sido atacado e incriminado en el apagón por Cabello en su programa. 

Otro ejemplo es el del activista y dirigente social Saverio Vivas3 , cuya vivienda en la parroquia Sucre de Caracas fue allanada por el Sebin en octubre de 2018, dos días después de que Diosdado Cabello citara un tuit personal en el que el dirigente criticaba al gobierno de Nicolás Maduro.

Entonces, Cabello amenazó con enviarle los cuerpos de seguridad y solicitó abrirle una investigación apegada a la inconstitucional ley contra el odio. Saverio Vivas se vio obligado a abandonar el país por las amenazas de una presunta apertura de procedimiento legal en su contra en el supuesto delito de “instigación al odio”.4

Que no se presenten cantantes críticos

La mirada y los ataques del diputado Cabello, que no han parado contra activistas, periodistas, personas opositoras y defensoras de derechos humanos, ha encontrado nuevas víctimas  en los artistas internacionales que alguna vez fijaron posición contra el gobierno.

El primero fue el colombiano Juanes, quien esperaba presentarse en el Poliedro de Caracas -recinto administrado por el Estado venezolano- el 4 de noviembre luego de 14 años de ausencia en el país.5. El anuncio lo hizo el mismo cantautor el 11 de agosto en sus redes sociales y se esperaba que las entradas comenzaran a venderse el 17 de ese mes. 

Pero en la alocución de Con el Mazo Dando del 17 de agosto6, Diosdado Cabello acusó a Juanes de “inmoral” e hizo referencia al concierto en el que participó en 2019 en la frontera colombo venezolana, donde se esperaban recaudar fondos de ayuda humanitaria para Venezuela. Cabello asegura que Juanes “pidió una invasión” en su participación del Venezuela Aid Live, como se conoció al evento.7

La cancelación8 del concierto de Juanes se dio dos semanas después de la crítica de Cabello en su programa. Las empresas involucradas con el evento declararon que por “motivos ajenos” a sus voluntades, quedaba cancelado el concierto9; sin embargo, recientemente Juanes declaró en una entrevista a Infobae10 que no vendría a Venezuela por detectar “algo de tensión” que constituye una amenaza para sí mismo y su público: “Yo no quiero estar en un concierto angustiado, pensando que algo le va a pasar a la gente o a mí. En esas circunstancias no vale la pena. Para mí eso es algo sagrado: cantar y disfrutar de un concierto”, afirmó.

“Había sido muy complicado (planear el concierto). Nosotros habíamos tratado de ir con el maestro (José Antonio) Abreu antes de que falleciera (en 2018) y al otro día que salimos de Venezuela literal nos dijeron: “acá no vuelvas”, dijo Juanes en entrevista a la agencia AFP.11

Luego de que se cancelera la presentación de Juanes, Diosdado Cabello se quitó culpa sobre el hecho, pero insistió en llamar “inmoral” a Juanes por hacer críticas públicas al chavismo durante años y apoyar el ingreso de ayuda humanitaria en 2019, que era promovido por la oposición venezolana.12 

Y el 15 de septiembre, su nuevo blanco de críticas fue el artista puertorriqueño Luis Fonsi, quien esperaba presentarse el 28 de octubre en el Poliedro de Caracas y al día siguiente en el Fórum de Valencia, estado Carabobo. Su gira por Venezuela fue cancelada menos de dos semanas después del anuncio “hasta nuevo aviso debido a cambios inesperados en la logística del espectáculo”, según informó la productora.13

En la alocución del 15 de septiembre de Con el Mazo Dando, Diosdado Cabello también insultó y tildó de “inmoral” a Luis Fonsi y leyó una publicación antigua en la que el cantante llamaba “dictador” a Maduro. También amenazó a funcionarios del Estado que asistieran al concierto.14

“Yo no voy para esos conciertos, pero voy a tener patriotas cooperantes en la zona VIP”, dijo Cabello.15. En 2017, en medio de las protestas antigubernamentales que hubo en el país de abril a agosto, Fonsi criticó en sus redes sociales que el gobierno de Maduro usara la canción “Despacito” para promover la participación en las elecciones de la ilegal asamblea nacional constituyente.16

“Mi música es para todos aquellos que quieran escucharla y disfrutarla, no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad y un futuro mejor”, dijo Fonsi el 24 de julio de ese año.17

Mientras que, a pocos días de la presentación de la cantante puertorriqueña Olga Tañón en el Poliedro de Caracas, Cabello la hostigó18 en su programa y cuestionó su visita pues la artista criticó en varias oportunidades, por sus redes y en medios internacionales, la situación de derechos humanos, inseguridad, acceso a servicios básicos y deterioro de la democracia en el país.19

En concreto, Cabello se refirió a sus declaraciones en 2019, cuando Tañón negó que “por lo pronto” no pensaba volver a Venezuela, pero la artista señaló20 que la inseguridad en el país era el principal motivo por el que no volvería e incluso ella y su equipo llegaron a ser víctimas en su última visita. 

La expresión de intereses políticos y causas sociales forma parte de la vida de todas las personas, sin importar su profesión u oficio. Hemos registrado restricciones a artistas en el país desde el año 2013 cuando empezó la suspensión de espectáculos de la artista venezolana Norkys Batista21 y del comediante Benjamín Rausseo22  (conocido como “el Conde del Guácharo) en los hoteles Venetur, por críticas al gobierno.

Cantantes y diversos artistas tienen cierta influencia sobre su público y sus declaraciones son replicadas por medios de comunicación. El hostigamiento de un alto representante del chavismo se convierte en amenaza a la seguridad de esas personas en Venezuela, lo que podría tener como intención promover la autocensura de artistas nacionales e internacionales para evitar ser vetados en los escenarios del país.

El derecho a la libertad de expresión debe ser garantizado, no utilizado como una herramienta para hostigar, perseguir y controlar los comentarios de cualquier persona.

Referencias[+]

Artículos relacionados

IFEX y sus miembros IPYS Venezuela y Espacio Público llaman a la protección del espacio cívico venezolano durante el proceso electoral

Con vistas a las elecciones presidenciales en Venezuela del próximo 28 de julio, la red global IFEX y sus organizaciones miembro IPYS

la vernácula

Conatel cerró y confiscó equipos de La Vernácula 88.3 FM en Guárico

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) cerró el 8 de junio la emisora radial La Vernácula 88.3 FM que operaba desde 2008

Mayo: libre expresión asediada

El hostigamiento y la intimidación fueron los principales tipos de violaciones a la libertad de expresión en Venezuela en mayo. En el

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.