Venezuela sin glaciar y sin respuestas

Facebook
Twitter
LinkedIn

La ebullición global llegó en julio de 2023, la fase de calentamiento dio paso a una nueva época, según la Organización de Naciones Unidas, con temperaturas más altas y mayores efectos en el medio ambiente, que están terminando de derretir el último glaciar en Venezuela. El Estado anunció la colocación de mantas térmicas para protegerlo, pero el proceso ha sido opaco desde el estudio ambiental previo a su aplicación, hasta la notificación de los resultados esperados.

Mérida es una región situada al noreste de Venezuela, forma parte de la Cordillera de Los Andes. El estado albergó los seis glaciares del país. Los cuerpos de hielo cubrían un total de 1.000 kilómetros de territorio, pero para el año 2011 cinco de los glaciares ya no existían, ese año se registró que el único conservado era La Corona Glaciar, del Pico Humboldt[1].

La corona del glaciar Pico Humboldt abarcaba un total de 4.5 km2, a mediados de mayo sólo cubre 0.02 km2 (20 metros) por lo que ya no es considerado un glaciar. Para continuar dentro de la categoría, el cuerpo de hielo debe tener al menos 0.1km2 de cobertura y ahora es solo un campo de hielo. De acuerdo con grupos ecologistas del país, el deshielo responde a las consecuencias del calentamiento global y al cambio de temperatura en el ambiente[2].

National Geographic

Mantas ¿contra el deshielo?

El 06 de diciembre de 2023 Josue Lorca representante del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo MINEC, recibió en la aduana principal del Puerto de La Guaira 35 rollos de mantas térmicas, para cubrir la zona de ablación de la montaña para proteger el espacio que queda sin hielo y así disminuir el proceso del deshielo en el resto del territorio, éste producto sería trasladado hasta el Pico Humboldt. De acuerdo con el Estado está acción aumentaba el tiempo de vida, considerando que estaba prevista su desaparición antes del 2050[3].

El 09 de diciembre de 2023 el gobernador del estado Mérida Jheyson Gúzman recibió los rollos de mantas térmicas. La puesta del manto fue pautada para el mes de enero del año 2024 y el 19 de diciembre de 2023 Lorca indicó en una rueda de prensa que “La operación contempla 6 fases que se desarrollarán en un máximo de 30 días”. Además especificó que “la instalación de los campamentos bases se realizará en enero con un equipo de 26 personas entre técnicos, científicos, personal logístico y de prevención, que se distribuirán en dos grupos rotativos para realizar los trabajos en el glaciar.”[4]

El 18 de diciembre de 2023 profesores e investigadores de la Universidad de Los Andes  (ULA) manifestaron a través de un comunicado público que estudian el cambio climático y ven con preocupación la puesta en marcha de la iniciativa del Ministerio de Ecosocialismo MINEC[5], en coordinación con la Gobernación del estado Mérida, para la instalación de una cobertura geotextil en el glaciar La Corona, en el Parque Nacional Sierra Nevada.

En el texto indicaron que el uso de las mantas térmicas, si bien puede ayudar a sostener la temperatura del glaciar, es una estrategia que debe ser empleada por períodos cortos, de 5 a 6 meses. Mencionaron que los países europeos han aplicado éste método y que lo hacen durante el verano. Aún así, el riesgo de utilizar estos materiales es elevado, por su costo monetario y por la afectación ambiental y ecológica que puede generar.

Entre los riesgos asociados a la aplicación y al mantenimiento de mantas térmicas en las zonas más vulnerables del glaciar, está la generación de ruidos intensos por el uso de vehículos aéreos, también las emisiones de dióxido de carbono inherente a la movilización de vehículos aéreos y terrestres, la contaminación visual y la del agua y suelo por residuos y desechos sólidos en los sitios de campamento, lo que suma la contaminación por macro y micro-plásticos, la afectación de la colonización o recolonización de especies vegetales por adaptación en la zona de cubrimiento con la manta y la afectación de la movilidad de la fauna que transita por el glaciar o es atraída por las nuevas especies de vegetación.

El Estado no responde

El 22 de diciembre de 2023 grupos ecologistas solicitaron información a Toro Belisario Guerra quien es director de la Unidad Territorial de Ecosocialismo Mérida del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo MINEC. La solicitud contenía las siguientes preguntas: 1) El estudio de Impacto Ambiental 2) Las medidas de control de los impactos ambientales 3) Las autorizaciones de trabajo ambiental, 4) Un balance ambiental relacionadas a todas las operaciones realizadas en el lugar de los acontecimientos y 5) Áreas circundantes relacionadas a la operación Corona Humboldt junto con la expansión de la masa térmica en el macizo La Corona del Parque Sierra Nevada del estado Mérida.

El Estado cuenta con 20 días hábiles[6] para dar respuesta, por lo que la fecha de entrega de la información era el 19 de enero de 2024, hasta la fecha el Estado no da respuesta sobre las implicaciones del mantenimiento de las mantas térmicas, ni la existencia o resultados de estudios de impacto ambiental, se desconoce si ya están dispuestos los recursos para su retiro, considerando que la aplicación inició en el mes de enero de este 2024, para la fecha ya transcurren cinco meses.

Grupos ecologistas del estado Mérida han solicitado de forma pública al gobernador del estado Mérida Jheyson Gúzman, el retiro de estos materiales así como han solicitado el conocer los fundamentos de esta decisión por ser de interés público. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en los artículos 51 y 143 establece el derecho al acceso a la información pública, donde no sólo está enunciado el derecho que permite la contraloría social, sino la obligación de respuesta de los funcionarios ante hechos que son de interés público.

El Estado tiene la responsabilidad de cumplir con los principios ambientales de desarrollo sustentable y de precaución. El primer principio es la preservación del ambiente, para garantizar el disfrute de vida de un ambiente sano y respetar el desarrollo de las actividades productivas de la sociedad siempre y cuando tenga efectos tolerables en el ambiente. El segundo busca impedir acciones que degraden el ambiente.

El Ministerio de Ecosocialismo (MINEC) es el responsable de determinar que las acciones ejercidas sean las más viables para evitar daños graves e irreparables en los bienes ambientales, tal como lo expresa el artículo 4.3 de la Ley Orgánica del Ambiente (LOA)[7]. A su vez el artículo 40 de la LOA[8] establece que el ejecutivo a través del ministerio con competencia en ambiente, es quien debe promover la participación ciudadana y la ejecución de planes que permitan la conservación del ambiente, aunque no queda claro si así ocurrió.

El MINEC tiene la responsabilidad de realizar un estudio del impacto ambiental y con ello cumplir con el principio de prevención, referido en el artículo 129 de la Constitución de la República[9]. El desarrollo de éste estudio debe contemplar los efectos de la acción tomada, proponer las medidas preventivas y mitigantes o correctivas. La gobernación por su parte, debe trabajar en conjunto con el MINEC y responder a las propuestas de ejecución que determine el ministerio con la intención de cubrir adecuadamente los principios ambientales. Ambos están obligados a responder de forma transparente en su gestión.

La falta de información sobre las acciones que toma el Estado luce como una medida de momento, una que omite las exigencias legales. No hubo una consulta pública en el estado Mérida para aplicar estas estrategias, también se desconoce si existe un estudio previo de impacto ambiental; la pregunta es: ¿cómo el Estado tomó la decisión?

La información debe estar al alcance de la ciudadanía, principalmente porque las acciones responden a una estrategia nacional y política de Estado, por lo que las consecuencias de la ejecución involucran a toda la sociedad venezolana.

Interés de hacer en conveniencia

El Estado venezolano manifiesta en diversas oportunidades el interés que tiene de crear estrategias que respondan a mitigar los efectos del cambio climático y el calentamiento global, a pesar de ello hay acciones que generan dudas sobre la intención. El 04 de marzo de 2018 se aprobó el Acuerdo Regional sobre el Acceso a esa Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe conocido como Acuerdo de Escazú, el tratado entra en vigor en el año 2021 y hasta la fecha el Estado venezolano no lo ha firmado, ratificado y adherido.

Este acuerdo permite asegurar el cumplimiento de los derechos de acceso y divulgación de información ambiental, acceso a la justicia ambiental, y promoción de la participación pública en asuntos ambientales. El ejercicio de estos derechos obliga al estado a desarrollar mecanismos de respuesta y transparencia en la información, no sólo en contextos de deshielo de glaciares que ya para la fecha no existen, sino en temas que también son de gran importancia, como los derrames de petróleo, la calidad del agua, niveles de deforestación y de contaminación, así como la explotación de los suelos a través de la minería ilegal.

Entre las consideraciones que obligatoriamente debe tener el Estado, se contempla el asegurar los espacios de expresión donde la sociedad civil venezolana pueda hacer saber las inconformidades que considere en cualquier materia, incluidos los temas relacionados con el ambiente, además de respetar el derecho a la libertad de expresión y acceso a la información pública en el país.

Exhortamos al Estado a sumar la transparencia activa de su gestión en todos los niveles en el que esté representado. De lo contrario, la falta de información y la opacidad de sus acciones u omisiones seguirá generando violaciones de derechos humanos, en este caso violación al derecho al acceso a la información pública.


[1]Emergency Education International. 20 de enero de 2024. Preservación del remanente de hielo del Humboldt Merida Venezuela 1. Recuperado en: https://www.youtube.com/live/S67xlgSKFu0

[2]Emergency Education International. 22 de marzo de 2024. Preservación del remanente de hielo del Humboldt Merida Venezuela 2. Recuperado en: https://www.youtube.com/watch?v=PPQZ5-QDTiU

[3] Mongabay Latam. 11 de enero de 2019. El último glaciar de Venezuela no tiene quien lo estudie. Recuperado en:https://www.youtube.com/watch?v=phoOQkLwDCk

[4] Ministerio de Ecosocialismo. 19 de diciembre de 2023. Ministro Lorca anunció detalles de la colocación del manto protector del Glaciar Humboldt. Recuperado en: http://www.minec.gob.ve/ministro-lorca-anuncio-detalles-de-la-colocacion-del-manto-protector-en-el-glaciar-humboldt/

[5] X (anteriormente Twitter). @Uladdhh 16-03-2024. https://x.com/Uladdhh/status/1769119777581150343

[6] Artículo 5: A falta de disposición expresa toda petición, representación o solicitud de naturaleza administrativa dirigida por los particulares a los órganos de la administración pública y que no requiera substanciación, deberá ser resuelta dentro de los veinte (20) días siguientes a su presentación o a la fecha posterior en la que el interesado hubiere cumplido los requisitos legales exigidos. La administración informará al interesado por escrito, y dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha de la presentación de la solicitud, la omisión o incumplimiento por este de algún requisito. LOPA

[7] Artículo 4: La gestión del ambiente comprende:

3.- Precaución: La falta de certeza científica no podrá alegarse como razón suficiente para no adoptar medidas preventivas y eficaces en las actividades que pudiesen impactar negativamente el ambiente.

[8] Artículo 40: Mecanismos de participación. El Ejecutivo Nacional, a través del ministerio con competencia en materia ambiental, reglamentará los mecanismos para hacer efectivo el ejercicio legítimo del derecho a la participación ciudadana en la formulación, adopción, ejecución y control de las políticas, planes, proyectos y otras medidas dirigidas a la conservación del ambiente.

[9] Artículo 129 Todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto ambiental y sociocultural. El Estado impedirá la entrada al país de desechos tóxicos y peligrosos, así como la fabricación y uso de armas nucleares, químicas y biológicas. Una ley especial regulará el uso, manejo, transporte y almacenamiento de las sustancias tóxicas y peligrosas. En los contratos que la República celebre con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, o en los permisos que se otorguen, que afecten los recursos naturales, se considerará incluida aun cuando no estuviere expresa, la obligación de conservar el equilibrio ecológico, de permitir el acceso a la tecnología y la transferencia de la misma en condiciones mutuamente convenidas y de restablecer el ambiente a su estado natural si éste resultare alterado, en los términos que fije la ley.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.