Funcionarios impiden paso de la prensa a protesta laboral en Bolívar

Facebook
Twitter
LinkedIn

Funcionarios policiales y militares del Estado impidieron el paso de periodistas y personal de prensa a una protesta laboral de personal de la empresa estatal Siderúrgica del Orinoco (Sidor) que se realizaba el 12 de enero en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

La protesta laboral era la cuarta de una serie de manifestaciones que iniciaron el 9 de enero por reivindicaciones laborales en Sidor. Los periodistas Pableysa Ostos, corresponsal en Bolívar del medio La Patilla, y Carlos Suniaga, de El Pitazo, VPITV y Unión Radio documentaron en sus redes sociales cuando los funcionarios no los dejaron pasar para registrar lo que ocurría.

Ostos explicó que el jueves, en el cuarto día de protestas de trabajadores de Sidor, la ciudad de Puerto Ordaz amaneció con alcabalas en la vía hacia el portón 4 de la siderúrgica, lugar de las manifestaciones.1 La periodista describió que en las dos primeras alcabalas les dejaron avanzar al mostrar sus credenciales, pero en la tercera, la policía del municipio Caroní les impidió el paso y tuvieron que tomar un desvío.2

“En la quinta alcabala le mostramos a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) los carnets y reiteraron que no (podían seguir). Negociamos con ellos y nos dejaron pasar, pero nos dijeron que en la siguiente alcabala nos iban a regresar. Efectivamente, en esa alcabala, estaba la GNB. En el portón 1, a tres kilómetros del portón 4, nos dijeron que no podíamos pasar, que la orden era que no pasara nadie”, dijo Ostos.3

El periodista Carlos Suniaga cuenta que, junto con él y Ostos iban el periodista José Medina, de VPITV, y su camarógrafo. Al llegar a la última alcabala, en la avenida Los Trabajadores, los funcionarios de la GNB les dijeron que era imposible que el comandante autorizara sus ingresos porque “no podían dejar pasar a nadie”.4

“Nos tocó desviarnos hacia (el sector) Core 8, caminamos por una trocha de como dos kilómetros y llegamos a cubrir la manifestación. No sabemos si las alcabalas continúan. Nos llamó la atención porque las alcabalas no son nuevas, pero lo nuevo es que no dejaron pasar a nadie. Hay más obstáculos para llegar a la protesta que en la propia protesta”, dijo Suniaga.5

El personal de prensa tuvo que llegar al portón 4 por un camino improvisado de tierra y boscoso. “La vía es de un solo canal, tuvimos que dejar el carro en un punto y caminar para poder llegar al elevado del portón 4”, detalla Pableysa Ostos.6

Tanto la protesta como la libertad de prensa son derechos consagrados en la Constitución venezolana y los convenios internacionales pactados por el Estado. Las actuaciones de funcionarios públicos que limitan el trabajo de los periodistas afectan directamente el derecho a expresarse y el de la ciudadanía a estar informada sobre lo que ocurre en el país. 

Referencias[+]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.