¡Rescatemos el derecho a vivir en democracia!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Cada uno de nosotros/as, como individuos y sociedad, estamos llamados y podemos construir la democracia que queremos vivir o heredar a las generaciones venideras. Esta es la idea central que hiló el foro virtual Rescatemos el derecho a vivir en democracia, que se realizó la mañana del lunes 30 de noviembre de 2020.

La Universidad Católica Andrés Bello, junto a su Centro de Derechos Humanos y las organizaciones Espacio Público y Provea convocaron esta actividad para dar a conocer, compartir las reflexiones que inspiraron el documento Rescatemos el derecho a vivir en democracia. Decálogo para la acción.

Jesús María Casal comenzó el encuentro al presentar el Decálogo que resume diez condiciones necesarias para una propuesta de exigencia y acción ciudadana conjunta: 1. El pueblo es dueño de su destino político y los gobernantes están a su servicio; 2. Hay garantías para la participación ciudadana; 3. Hay oportunidades para la libre formación de la opinión pública; 4. Podemos intervenir en las decisiones y contribuir a resolver los problemas sociales; 5. Podemos decidir el rumbo del desarrollo económico y velar por la inclusión de todos; 6. Se celebran elecciones libres y limpias, con organismos electorales confiables; 7. Se promueve la convivencia y el respeto entre mayorías y minorías; 8. Existen límites y controles efectivos sobre los gobernantes; 9. Se exige responsabilidad, transparencia y rendición de cuentas; y 10. Las Fuerzas Armadas están subordinadas al poder civil. 

La democracia es una construcción permanente

Carlos Correa, Director Ejecutivo de Espacio Público, resaltó la posibilidad que tienen todas las personas de recibir y difundir información, y cómo a pesar de las numerosas restricciones y limitaciones impuestas para ejercer este derecho “la sociedad venezolana está dispuesta a informar y a informarse”.

Esta disposición supone creatividad para pensar “estrategias de acción colectiva que permitan vencer juntos el miedo, la pretensión del silencio y de acallar las voces”, destacó Correa. 

Seguidamente Marysabel Rodríguez, investigadora del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, expuso cómo las acciones que la ciudadanía viene realizando para cubrir las necesidades básicas, que el Estado desatiende por acción u omisión, son formas de hacer política. 

Montar un comedor que atiende a los niños y niñas de la comunidad, o hacer un papelógrafo para informar a la colectividad son acciones que conllevan un proceso en el que “pensamos y hacemos juntos en función de nuestras necesidades”. Esto es la cosa pública.

Mercedes De Freitas, Directora Ejecutiva de Transparencia Venezuela, vinculó las grandes prácticas corruptas con las violaciones a los derechos humanos, el papel fundamental de la “gran corrupción” en la crisis estructural. Y reseñó algunas iniciativas que invitan al hacer, a la organización en diferentes comunidades de interés que buscan denunciar y coordinar acciones frente a la disconformidad. En el caso de Transparencia Venezuela, señaló la Coalición Anticorrupción; que se califica como un movimiento integrador para conocer a fondo el problema y superarlo. 

Rafael Uzcátegui, Coordinador General de Provea, hizo énfasis en la necesidad de una narrativa que cohesione a las sociedad venezolana, más allá de la rabia y la crítica, que son meramente reactivas. Es este sentido valoró el Decálogo como una oportunidad para propiciar un cambio en el relato y que tiene como reto alcanzar a las grandes mayorías.

Esto pasa, a consideración de Uzcátegui, por una vocación de comunicar que empatice con la “Venezuela profunda”, que escuche y pueda “incluir y emocionar” a las personas, a través de sus propios referentes, en el debate sobre sus derechos.

Todos podemos hacer algo en función del país que queremos 

La ronda de preguntas, que no pudo recoger todas las inquietudes planteadas, se centró en el cómo alcanzar a esas grandes mayorías y en la vinculación de esta propuesta con el evento electoral del 6 de diciembre.

A la primera pregunta Rodríguez y De Freitas respondieron, colocando el acento en la persona:

“No es nuestro rol decirles a las personas qué tienen que hacer, sino contribuir, pensar, discutir. Son procesos complicados y no benevolentes; procesos individuales y sociales a la vez”.

“Hay que pensar mecanismos más eficientes para llegar a las personas, a través de las organizaciones que trabajen con las diferentes poblaciones. Hay que estar todos los días pendientes para innovar, es difícil, pero hay que hacerlo… recibimos todas las ideas”. 

La segunda pregunta, le sirvió a Francisco José Virtuoso sj, Rector de la UCAB, como introducción para el cierre de la actividad: “El 6 y 12 de diciembre, y el 5 de enero son momentos de un proceso de aliento, el tema es el día después: y una propuesta para ello es este Decálogo”.

Cuando “pareciera que los cambios democráticos se alejan más” este Decálogo de acción para rescatar el derecho a vivir en democracia quiere ser un texto que permita marcar el norte, provocar la discusión y generar acciones. “Es la hora de la sociedad civil, hay que reconstruir esta sociedad de abajo hacia arriba”, sentenció Virtuoso al finalizar el evento.

Te invitamos a leer el documento y a suscribirlo, si lo deseas: https://bit.ly/39nUDpQ 

Derecho a vivir en democracia - Decalogo

Artículos relacionados

Habitantes de San Juan y la Coromoto exigen respuestas de Hidrocapital

Habitantes de San Juan y la Coromoto exigen respuestas de Hidrocapital

Este jueves 16 de septiembre, las comunidades de la parroquia San Juan y la Coromoto se organizaron para ejercer el derecho al

Llega “Voces que inspiran” programa que promoverá el liderazgo de los jóvenes de Aragua y Mérida

Desde agosto hasta diciembre, 40 jóvenes podrán potenciar sus capacidades en liderazgo, empoderamiento, Derechos Humanos y periodismo. Como una iniciativa que busca

Taller de Verificación de Información en Miranda

Detente, Duda, Busca y Coopera: 15 meses en las comunidades

En 2019 desarrollamos la metodología “Detente, Duda, Busca y Coopera” o “DDBC”, con el fin de fortalecer las capacidades de las personas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.