Icono del sitio Espacio Público

Funcionarios de la Dgcim detuvieron durante ocho horas a dos trabajadores de Planta Casima

Imagen cortesía

Dos trabajadores del complejo siderúrgico Planta Casima fueron detenidos durante ocho horas el lunes 3 de febrero cuando 16 funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) llegaron al lugar a recorrer las instalaciones.

Jesús Guevara y Édgar Torres, junto a otros compañeros, reclamaban «salarios justos» a través de unos panfletos que estaban expuestos en todo la siderúrgica; cuando uno de los uniformados entró a la oficina de Guevara y decide llevárselo preso por haber puesto uno de esos panfletos en su puesto de trabajo.

Los empleados de la planta alzaron la voz porque no cuentan con suficientes recursos para adquirir alimentos, no pueden pagar los colegios de sus hijos y no tienen acceso al sistema de salud.

El líder sindical del complejo siderúrgico y supervisor de planta, Alejandro Álvarez; expresó que la comisión de la Dgcim hostigó, amedrentó y amenazó a todos los empleados si seguían reclamando.

«Acuérdense de Rubén González que a ese lo metí preso yo. Díganle a su líder sindical y a los compañeros que tengo nueve calabozos para llenarlos con los trabajadores de Casima. Les recomiendo que se queden tranquilos, que no estén reclamando nada porque los voy a meter preso a toditos», expresó el General que detuvo a Guevara y a Torres.

Salir de la versión móvil