Venezuela: Continuación de la criminalización del periodista Luis Carlos Díaz

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicitó su intervención urgente ante la siguiente situación en Venezuela.

Nuevas informaciones:

El Observatorio ha recibido información de fuentes fidedignas sobre la continuación de la criminalización del Sr. Luis Carlos Díaz, periodista con doble nacionalidad venezolana y española. Desde el 29 de marzo de 2019, es beneficiario de las medidas cautelares 250-19 dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según la información recibida, el 12 de noviembre de 2019 la defensa del Sr. Díaz solicitó, ante la ausencia de actuaciones por parte de la Fiscalía, la conclusión de la investigación en su contra a tenor del artículo 295 del Código Orgánico Procesal Penal de Venezuela, según el cual, pasados ocho meses de la apertura de una investigación la defensa puede solicitar al Juez/Jueza de control un plazo para la conclusión de la investigación.

Desde la detención arbitraria del Sr. Luis Carlos Díaz el 11 de marzo de 2019, su puesta a disposición judicial el día 12, y su posterior liberación condicional en la madrugada del día siguiente[1], el defensor de derechos humanos ha introducido diversos escritos destinados a probar su inocencia tanto en el despacho de la Fiscalía 67 con competencia nacional como en el despacho del Tribunal 31 de Control del Área Metropolitana de Caracas. Sin embargo, hasta la fecha la Fiscalía no solo no ha respondido efectivamente a ninguno de los requerimientos de la defensa, sino que la propia Fiscalía no ha propuesto ninguna actuación ni diligencia destinada a probar ni la culpabilidad ni la inocencia del Sr. Luis Carlos Díaz, lo que evidencia que la Fiscalía carece de pruebas para sostener la acusación en su contra y que se estaría produciendo un retardo injustificado en la resolución de su caso.

Según las mismas informaciones, a través del mantenimiento de las medidas de coerción personal contra el Sr. Díaz, las autoridades venezolanas han incumplido hasta la fecha las medidas cautelares de la CIDH a su favor en las que se insta al Estado Venezolano a garantizar que Díaz pueda ejercer su labor periodística y su derecho a la libertad de expresión atendiendo a los estándares de derechos humanos. Hasta la fecha, el Sr. Luis Carlos Díaz ha realizado cuatro solicitudes de viaje para poder participar en actividades propias de su labor periodística que han sido denegadas por parte del Tribunal 31 de Control del Área Metropolitana de Caracas.

El Observatorio recuerda que Venezuela atraviesa una profunda crisis de seguridad, con dimensiones económicas, humanitarias y constitucionales en la que defensoras y defensores de derechos humanos han sido objeto de detenciones arbitrarias, ataques y campañas de estigmatización y hostigamiento en su contra.

El Observatorio denuncia la persistencia de la criminalización en contra del Sr. Luis Carlos Díaz y exige que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento en su contra, incluyendo al nivel judicial, así como que se levanten inmediatamente todas las medidas de coerción en su contra en cumplimiento de las medidas cautelares de la CIDH.

Antecedentes:

El Sr. Luis Carlos Díaz fue detenido en Caracas por agentes del SEBIN el 11 de marzo de 2019 hacia las 5.30 de la tarde cuando regresaba a su casa desde su sitio de trabajo. Luis Carlos debía regresar esa misma noche a la emisora donde trabajaba para realizar una emisión especial sobre la caída del sistema eléctrico. Como no regresó, sus colegas se comunicaron con su esposa, la Sra. Naky Soto, quien a las 10:00 denunció vía Twitter la desaparición de su esposo.

Desde ese momento defensores de derechos humanos y organizaciones de periodistas se dirigieron a las sedes de los servicios de inteligencia del Estado en Caracas en donde les negaron la detención del Sr. Luis Carlos Díaz, con lo que su detención tuvo en esos momentos características de una desaparición forzada.

A las 2.30 de la madrugada del 12 de marzo de 2019, miembros del SEBIN se presentaron en la vivienda del Sr. Luis Carlos Díaz y de su esposa, la Sra. Naky Soto. Según declaraciones de la Sra. Soto, los efectivos presentaron una orden de allanamiento y dos testigos, además de trasladar esposado a Luis Carlos Díaz para que presenciara el procedimiento. Durante el allanamiento, los miembros del SEBIN requisaron cuatro teléfonos celulares, tres laptops y un disco duro, según quedó constado en el acta, y según corroboró uno de los testigos, quien también aseguró que los funcionarios se habrían apoderado de dinero en efectivo, del cual posteriormente no habría quedado constancia oficial. Asimismo, el Sr. Luis Carlos Díaz le confirmó a su esposa en ese breve momento que habría sido víctima de tratos crueles y degradantes durante su detención. La información suministrada por los funcionarios durante el allanamiento es que el Sr. Luis Carlos Díaz, supuestamente, habría cometido “delitos informáticos”.

Según el testimonio, los funcionarios habrían informado que la Sra. Naky Soto también era requerida en la orden de aprehensión, pero que debido a su condición como paciente oncológico no iban a proceder a su detención en ese momento. Sin embargo, los funcionarios le advirtieron que “si denunciaba, la vendrían a buscar”. Además, los funcionarios también le dijeron a la Sra. Naky Soto que Luis Carlos Díaz sería trasladado a la sede del SEBIN «El Helicoide».

En horas de la madrugada del 13 de marzo de 2019, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) dejó en libertad condicional al Sr. Luis Carlos Díaz. La liberación se produjo con posterioridad a una audiencia celebrada el 12 de marzo de 2019 por la tarde en la que el Sr. Díaz fue acusado de “instigación a delinquir”. El tribunal emitió una orden de excarcelación pero condicionada: se le prohibió salir del país, participar en concentraciones y hacer declaraciones públicas. Además, le impuso presentarse cada ocho días ante el tribunal.

Acción solicitada:

  1.          Velar por que se respeten las garantías del debido proceso y se ponga fin a todo tipo de hostigamiento, incluyendo al nivel judicial, en contra del Sr. Luis Carlos Díaz y, en general, en contra de todas las personas defensoras de derechos humanos en Venezuela;
  2.          Tomar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica del Sr. Luis Carlos Díaz y, en general, las de todas las personas defensoras de derechos humanos en Venezuela;

    iii.         Iniciar una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los presuntos tratos crueles y degradantes sufridos por el Sr. Luis Carlos Díaz durante su detención, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente e imparcial, y aplicarles las sanciones previstas por la ley;

  1.          Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998;
  2.          De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Venezuela.

Por: OMCT

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.