¿Qué es y para qué sirve la libertad de expresión y de prensa?

El 3 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa o de la Libertad de Expresión, pero de qué se trata este derecho. ¿Cómo los ciudadanos lo pueden ejercer? ¿Cómo lo pueden defender de aquellos que tratan de obstaculizarlo? ¿Por qué se dice que sin él no hay democracia?

Estas y otras preguntas sobre esta garantía, que en ocasiones como las de hoy instituciones públicas y organizaciones de Derechos Humanos exaltan, serán respondidas a continuación con la ayuda de expertos como el expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Carlos Ayala Corao; el director de la organización Espacio Público, Carlos Correa, de leyes, tratados y dictámenes de tribunales internacionales.

-1.¿Qué es la libertad de prensa?

-Es el derecho que tienen los medios de comunicación de investigar e informar sin ningún tipo de limitaciones o coacciones, como la censura previa, el acoso o el hostigamiento.

La libertad de prensa es una garantía fundamentada en la libertad de expresión, propia de sociedades con sistemas políticos democráticos de libertades plenas. La libertad de prensa permite a los ciudadanos la posibilidad de organizarse y crear medios de comunicación independientes del poder gubernamental, en los cuales tienen derecho de expresarse libremente y sin censura.

-2.¿La libertad de prensa es lo mismo que la libertad de expresión?

-La libertad de prensa es parte de la libertad de expresión y esta última, según el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es el derecho que tiene todo ser humano a expresar sus ideas y opiniones sin que pueda “ser molestado”. Asimismo señala que es el derecho “de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

En similares términos recoge la Constitución de 1999, en su artículo 57, este derecho al establecer: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas u opiniones, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura”.

-3. ¿Cuando dos o tres personas se reúnen en un bar, café o una plaza a hablar de política, religión o deportes están ejerciendo su derecho a la libertad de expresión?

-Sí, esta es una forma de ejercer la libertad de expresión, pero no es la única, porque de acuerdo a las leyes nacionales y tratados internacionales toda persona que desee difundir sus opiniones a través de la radio, televisión, prensa escrita, por Twitter, Facebook o cualquier otro medio digital debe tener la posibilidad de hacerlo, sin ningún tipo de restricción más allá que las previstas en los leyes y tratados, pero sobre todo sin ningún tipo de consecuencia.

-4. ¿La libertad de expresión solo se ejerce por medio de la palabra?

"Las naciones prosperan o decaen simultáneamente con su prensa"

-No, porque además este derecho no solo abarca la posibilidad de decir cosas de viva voz o a través de los medios, sino que también abarca “la posibilidad de acceder a fuentes de información de distinta naturaleza que le permitan a cualquier persona formarse una opinión sobre determinado hecho”, apuntó Ayala Corao. El experto precisó que este derecho es la fuente de otros derechos como la protesta, la asociación en grupos y organizaciones o las reuniones, mediante las cuales también se expresan opiniones. Estos otros derechos están recogidos en la Constitución de 1999 en los artículos 68, 67 y 53, respectivamente.

-5. ¿La libertad de prensa o de expresión permite a una persona a decir lo que quiera sin restricciones?

-No, ni la libertad de prensa ni la de expresión son derechos absolutos como la vida, sino que son derechos limitados. Así por ejemplo tratados internacionales como la Convención Americana sobre Derechos Humanos establecen las siguientes restricciones a esta garantía: En primer lugar el respeto a la reputación de los demás, es decir nadie puede acusar a otra persona de ladrón o de corrupto sin pruebas, porque de lo contrario deberá responder ante los tribunales de ello. Y, en segundo lugar, abre las puertas a limitarla por la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas. Es decir que en ciertas ocasiones las autoridades podrían interrumpir momentáneamente la circulación de ciertas informaciones u opiniones por razones de defensa o para evitar el pánico.

-6. ¿Qué pasa si alguien incumple alguna de estas restricciones?

-Aunque la Constitución en el artículo 57 prohíbe la censura previa, en la misma norma se señala que quien haga uso del derecho a la libertad de expresión “asume plena responsabilidad por todo lo expresado” y, por ende, de podría responder ante los tribunales. En la reforma del Código Penal hecha en 2005 se estableció que quien “comunicándose con varias personas, reunidas o separadas, hubiere imputado a algún individuo un hecho determinado capaz de exponerlo al desprecio o al odio público, u ofensivo a su honor o reputación, será castigado con prisión de un año a tres años y multa de cien unidades tributarias (100 U.T.) a un mil unidades tributarias (1.000 U.T.)”. Y si lo hubiere hecho en público la pena y la multa se duplicará.

-7. ¿Para qué sirve la libertad de expresión?

-La libertad de expresión sirve en una primera dimensión para que los ciudadanos drenen y manifiesten su parecer frente a determinadas situaciones o problemas que los rodean, pero cuando se ejerce a través de los medios de comunicación la misma podría servir para superar o solventar esas situaciones o problemas. Por ejemplo cuando la gente protesta por falta de agua o porque una calle tiene un hueco el objetivo de dicha acción es que las autoridades tomen cartas en el asunto y lo resuelvan.  El director de Espacio Público, Carlos Correa, por su parte, aseveró que “la libertad de expresión es una vía que en una democracia permite a los gobernados exigirle cuentas a sus gobernantes”. Pero la libertad de expresión también sirve para combatir la corrupción, pues al incluir el derecho que toda persona tiene a acceder a información pública facilita ejercer la contraloría social.

Pretensión totalitaria anunciada: la regulación de redes sociales (I)

-8. ¿Cómo las libertades de prensa y de expresión facilitan la contraloría social?

Los ciudadanos, según el artículo 21 de la Constitución, tienen el derecho de solicitarle a los organismos del Estado información sobre los asuntos que manejan y con esa información (presupuesto, contratos, sueldos) podrían detectar irregularidades y denunciarlas, con lo cual están participando en los asuntos públicos. “Por ejemplo conociendo el presupuesto los habitantes de un barrio que sepan que allí la Alcaldía va a construir una cancha podrían plantear que en lugar de esa cancha se construya un preescolar, porque el más cercano queda a 2 kilómetros por ejemplo”, agregó Correa.

-9. ¿Por qué se dice que sin libertad de expresión  y de prensa no hay democracia?

-La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en su opinión consultiva en la Opinión Consultiva 5/85; del 13 de noviembre de 1985 estableció: “La libertad de expresión es una piedra angular en la existencia misma de una sociedad democrática. Es indispensable para la formación de la opinión pública. Es también conditio sine qua non para que los partidos políticos, los sindicatos, las sociedades científicas y culturales, y en general, quienes deseen influir sobre la colectividad puedan desarrollarse plenamente. Es, en fin, condición para que la comunidad, a la hora de ejercer sus opciones, esté suficientemente informada. Por ende, es posible afirmar que una sociedad que no está bien informada no es plenamente libre”.

En similares términos se pronunció  Ayala, quien agregó que “para poder participar en una democracia, para poder votar por un candidato a determinado cargo o en un referendo por determinada materia, se debe estar informado y para estar informado es necesario que haya muchas fuentes con información diversa”.

-10. ¿En Venezuela hay libertad de prensa y de expresión?

– En Venezuela hay libertad de prensa y de expresión, pero las mismas se encuentran severamente amenazadas por decisiones gubernamentales que han restringido las fuentes de información como la decisión de no renovarle la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV) en 2007 y a 32 emisoras radiales en 2009. El marco legal tampoco contribuye que haya un libre flujo de informaciones y opiniones, por el contrario la reforma del Código Penal de 2005, o leyes como la de la Responsabilidad Social en Radio y Televisión de 2010 fomentan la autocensura mediante multas y sanciones que podrían terminar en la anulación de los permisos para que televisoras y radios operen. Y, por último, está el clima de hostilidad hacia los periodistas, articulistas y cualquier ciudadano que ejerza su derecho a expresarse y a difundir ideas y opiniones. En 2015 la organización Espacio Público registró 234 violaciones a la libertad de expresión, las cuales fueron desde ataques contra periodistas hasta la censura y pasando por la detención de personas por enviar mensajes por Twitter.

Sociedad civil increpa al Estado en la audiencia de la CIDH

-11. ¿En el mundo la situación es distinta?

-Sí, hay países donde la libertad de expresión se puede ejercer con menos riesgos que en otros países. Por ejemplo, según la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por Reporteros Sin Fronteras, en el grueso de los países de la Unión Europea el ejercicio de la libertad de expresión por parte de periodistas y ciudadanos conlleva muchos menos riesgos que ejercerla en África o en América Latina, donde los periodistas pueden ser apresados o asesinados por lo que reportan. En lo que va del año según esta organización 13 periodistas han sido asesinados, 151 encarcelados mientras que 161 internautas han corrido con la misma suerte.

-12. ¿Qué puede hacer un ciudadano cuando un medio se niega a recoger sus inquietudes o un funcionario le niega una información o la posibilidad de realizar una manifestación?

-En la teoría debería acudir a la Defensoría del Pueblo y a los tribunales y ellos deberían actuar para que pueda ejercer su derecho en cualquiera de sus dimensiones, sin embargo en el caso venezolanos los tribunales vienen tomando medidas para restringir este derecho y prueba de ellos es que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no ha admitido una sola de las decenas de denuncias por violación al acceso a la información pública. No obstante, es necesario cumplir este trámite para acudir a instancias internacionales. Otra opción es denunciar ante organizaciones de Derechos Humanos como Espacio Público, las cuales llevan registro de estos hechos para denunciarlos nacional e internacionalmente.

Revise también

Sesion CIDH

Sociedad civil increpa al Estado en la audiencia de la CIDH

Durante el desarrollo del 165° período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebrada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *