Director de Comunicación de la Asamblea Nacional difama a periodista

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

0DurnEl Director de Comunicación de la Asamblea Nacional, Ricardo Durán, calificó de “operadora política de la derecha para entorpecer los trabajos comunicacionales de la AN” a la periodista Maru Morales, trabajadora de El Nacional. El pasado 07 de mayo Morales escribió un artículo sobre nuevas restricciones de circulación de la prensa en el edificio administrativo de la Asamblea Nacional José María Vargas, basándose en las declaraciones de la jefa de relaciones públicas de la AN adjunta a Durán, Yasiret Yerena.

“Nosotros no tenemos ningún tipo de restricciones, ni en la sede administrativa de la Asamblea Nacional, ni tampoco en el Palacio Federal Legislativo. Simplemente, aquí existen normas que hay que respetar y que son inviolables; estas mismas normas forman parte de las reglas a seguir para el buen funcionamiento del Parlamento”, precisó Durán.

Sin embargo Morales explicó en su nota que “históricamente y hasta hace una semana, los periodistas de la fuente parlamentaria recibían una acreditación que les permitía libre acceso a todas las comisiones sin limitaciones de horario ni notificaciones previas. Por cierto, el proceso de acreditación de la prensa está retrasado desde enero y todas las credenciales están vencidas”.

Además reseñó que Yerena explicó “a los periodistas de El Nacional, El Tiempo y Televen, que a partir de ahora los representantes de los medios deberán identificarse con el personal de seguridad en la Planta Baja y solo podrán ingresar a la sede administrativa acompañados de personal de la dirección de prensa siempre y cuando haya actividades convocadas o si un diputado confirma que existe una cita previa”

Por su parte, Durán declaró “Nosotros no tenemos ningún tipo de restricciones, ni en la sede administrativa de la Asamblea Nacional, ni tampoco en el Palacio Federal Legislativo. Simplemente, aquí existen normas que hay que respetar y que son inviolables; estas mismas normas forman parte de las reglas a seguir para el buen funcionamiento del Parlamento”.

La obligación a los periodistas a estar acompañados por personal de prensa de la AN, significa un medio de coerción que promueve la censura. Cuando una persona que trabaja para el Estado pretende vigilar la labor de los periodistas y las declaraciones de sus fuentes, puede evitar que se hagan preguntas críticas o que se divulgue cierta información.

Las discusiones, decisiones e información que emane de las Comisiones Permanentes y Especiales de la Asamblea Nacional, es de interés público; allí los diputados electos por diversos sectores de la sociedad deciden sobre temas que afectan al país en su totalidad. Igualmente la presencia de distintos medios en la sede administrativa del Poder Legislativo contribuye a la divulgación de información veraz, diversa y oportuna para la sociedad.

La prohibición de libre circulación a los periodistas de ciertos medios (El Nacional, El Tiempo y Televen) en las instalaciones de Pajaritos, la notificación previa aprobada por un diputado para poder acceder, y la restricción en ciertos horarios; dificultan el acceso a la información pública y, a su vez, la labor periodística.

Las críticas de Ricardo Durán se realizan en medios gubernamentales y procuran desacreditar a la periodista. Las declaraciones de este funcionario fueron el detonante de un conjunto de mensajes en redes sociales con descalificaciones personales e insultos de diverso tipo. La tarea de los funcionarios que laboran en oficinas de relaciones institucionales y de comunicación es la de facilitar el trabajo del universo de los medios y periodistas sin discriminación alguna. Los discursos difamatorios son inaceptables y tienen consecuencias personales para las personas que son víctimas de estos abusos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.