Dam Zambrano tuitero

Lógica gubernamental: exprésate pero no me critiques

Dan Zambrano fue detenido el pasado mes de abril tras dar retuit desde su perfil de Twitter a contenido crítico al gobierno, ya que coloca en detrimento su imagen pública.

A pesar de tener un perfil muy bajo en la red social, una cantidad de seguidores baja (cerca de 300 al momento de la detención), no ser el autor intelectual del contenido, la acción de compartir una idea fue  suficiente para que violaran su libertad de expresión y sus derechos fundamentales al ser detenido.

Dan fue aprehendido en su casa en Cagua, estado Aragua, el pasado 28 de abril alrededor de las 5:30 p.m por la Dirección de Inteligencia Contra Militar (DGCIM) sin una orden judicial. Se lo llevaron bajo la excusa de realizarle un interrogatorio, pero fue trasladado a la Dirección de Contra Inteligencia en Boleíta, Caracas.

Dan es un civil, que se encuentra detenido arbitrariamente en una institución militar, no ha sido presentado ante un juez o un fiscal y no tiene una acusación formal en su contra. No existe un expediente en tribunales que dé cuenta de algún procedimiento que se le siga. Sin embargo, fue acusado en el interrogatorio de tuitear en contra del Gobierno Nacional.

GNB negó el acceso de periodistas a la AN

El Gobierno ha violentado su derecho al debido proceso, el cual está amparado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el artículo 49 “el debido proceso se aplicará a todas las actuaciones judiciales y administrativas”; y que está en concordancia con el artículo 8 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y 2.3 y 14.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Zambrano tiene un mes incomunicado, no lo han dejado recibir ninguna visita por parte de sus familiares y abogados. Su esposa, Belkys Martínez, pudo conversar telefónicamente con él, quien le informó que que los funcionarios le pidieron firmar un escrito donde confesaba que “sí había dado retuit (RT) a unas imágenes críticas al Gobierno Nacional”.  La GNB le permitió dos horas para que leyera el escrito.

Del mismo modo Dan aseguró que funcionarios militares le habían insistido: “reflexiona lo que hiciste, piensa un poco antes de escribir las cosas. Son cosas que pueden ser tomadas de mala manera”.

Tras un mes de su detención arbitraria, existe total opacidad entorno a su caso. No hay un registro  de detenciones en la DGCIM de Caracas, ni ninguna información legal al respecto.

Su esposa, Belkys, denunció telefónicamente ante la Defensoría del Pueblo todas las violaciones al debido proceso, libertad de expresión e integridad. Obtuvo como respuesta por parte de la institución “que tuviera paciencia porque el caso se encontraba en revisión  y podía tardar de 15 a 20 días hábiles” y aún espera una respuesta concreta.

CICPC detiene a periodista Félix Amaya

Es solo un Tuit

Dan Zambrano no es el único caso. Otros ciudadanos han sido detenidos  tras tuitear información considerada sensible por el gobierno: Inés González, Ginette Hernández, Victor Ugas y Lessy Marcano.

En 2014, Inés González, una tuitera venezolana conocida como “Inesita Terrible” fue acusada por la Fiscal General  de la República Luisa Ortega Díaz de tuitear en contra del Gobierno Nacional. El 8 de octubre del mismo año, fue detenida en el Sebin del Helicoide (Caracas) los cargos que le imputaron son: instigación pública, ultraje violento y ultraje contra funcionario.

Ginette Hernández detenida en 2015, trabajaba como Community Manager en el canal E! Entertainment Televisión en Caracas, fue acusada de manejar la cuenta @hiipolita, desde la cual presuntamente se había predicho la muerte del diputado Robert Serra. Le imputaron los delitos de oferta engañosa, agavillamiento y difusión de información falsa.

Víctor Andrés Ugas  (@Vitorugas) cambió su cuenta en la red social Twitter a (@cpn084), según indicaron usuarios de Twitter afectos al gobierno. Ambas cuentas fueron suspendidas. Fue detenido el 13 de octubre por difundir las fotos del cadáver del diputado Robert Serra en la morgue.

Lessi Marcano, colocó un tuit en  la cuenta que manejaba en la red social Twitter conocida como @Hiipolita, en el que indicaba: “Habrá luto en la Asamblea Nacional. Compren velas blancas”. Por casualidad días después, exactamente el 01 de octubre de 2014, fue asesinado el diputado Robert Serra. El 14 de octubre de 2014 fue imputado de los siguientes delitos: informaciones falsas, incertidumbre pública, oferta engañosa y agavillamiento.

Revise también

“Ley contra el odio” en Venezuela amenaza la libre expresión en América Latina

Las organizaciones abajo firmantes rechazamos la aprobación en Venezuela el pasado 8 de noviembre de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *