Intimidación 2015

[aesop_chapter title=”INTIMIDACIÓN” bgtype=”img” full=”on” img=”http://espaciopublico.ong/wp-content/uploads/2016/04/PERIODISTA-AGREDIDA-21-06-2002.jpg” bgcolor=”#000000″]

La intimidación y hostigamiento verbal son patrones concurrentes en la construcción del miedo a expresarse, son los precursores que delatan el propósito de la política pública: silenciar las críticas públicas, objetivo que se impide cuando las víctimas denuncian lo sucedido y la acción colectiva vence el miedo a comunicarse.

El 16 de abril de 2015, la periodista del estado Zulia Madelyn Palmar informó a través de su cuenta en Twitter que fue impedida de realizar una cobertura periodística en el sector El Diluvio, en la entidad zuliana. “Por grabar situación que viven habitantes de alrededores de El Diluvio fuimos retenidos por la FANB”, dijo. Las imágenes que grababan mostraban la “situación que viven habitantes de alrededores de El Diluvio”, donde hay unas maquinarias abandonadas que pertenecían a un proyecto de Desarrollo Agrícola Socialista con fecha de entrega para el año 2010. Al momento de la detención, el teniente Valladares les advirtió que tomaran en cuenta que: “aquí somos radicalmente chavistas y no queremos aquí opositores pitiyanquis”. El funcionario le dijo a todo el equipo reporteril que ellos podían ser detenidos porque “quien goza de inmunidad parlamentaria es el diputado Julio Montoya, no ellos”. Valladares les quitó a los profesionales de la comunicación parte del material que habían recabado y les dijo: “le entregaremos esto al diputado Diosdado Cabello”.

A la periodista del Diario El Norte de Anzoátegui, Nazareth Montilla, le apuntaron con un arma en la cara e intentaron llevársela detenida mientras realizaba la cobertura periodística de una cola en el Abasto Bicentenario de la entidad, el 29 de julio de 2015. En el lugar estaba un piquete de Polianzoátegui que comenzó a repeler a los ciudadanos que se quejaban. “Me puse a grabar un video y la brigada de orden público estaba disparando perdigones o balas de plástico, no estoy clara de qué eran. Hicieron tres detonaciones y las personas comenzaron a correr”, detalló la periodista. Seguidamente un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se dio cuenta de que estaba grabando con mi celular y me ordenó que dejara de hacerlo. “Bajé el teléfono, me identifiqué como periodista y él me apuntó con un arma larga, luego le pregunté a un oficial y me dijo que era una escopeta”, explicó. La periodista se resistió a dejar de grabar y el funcionario intentó cargarla, pero no pudo. Llamó a otro uniformado y a una dama para llevársela detenida. “Me metieron en el -abasto- Bicentenario junto con otro detenido que estaba esposado. El que estaba a cargo del operativo era un sargento supervisor de apellido Gómez”, detalló. Montilla afirma que los funcionarios argumentaron que estaba prohibido grabar “según lo establecido en el Código Orgánico Procesal Penal”, seguidamente la amenazaron con llevarla a la Fiscalía si no borraba el video. “Les dije que si el procedimiento estaba apegado a la ley, que me llevaran detenida pero que yo no iba a borrar el video. En ese momento yo no cargaba mi carnet de prensa pero les recordé que como venezolana, en un país democrático, yo tenía derecho a grabar”, aseveró.

La periodista de la web de noticias @elpitazotv y el Diario de Sucre, Nairobi Rodríguez, fue agredida en Cumaná por el Plan República mientras realizaba recorridos en centros de votación el 04 de diciembre. Los funcionarios argumentaron que “está prohibido constitucionalmente tomar fotos fuera de los centros electorales”. La reportera fue rodeada por tres funcionarios, la golpearon en la boca y fue obligada a borrar el material audiovisual que tenía guardado en su celular. El hecho ocurrió en el centro de votación en la Avenida Cancamure, al frente de la oficina del Consejo Nacional Electoral (CNE). La agresión de Rodríguez se da luego de que el CNE emitiera un comunicado en el que se señaló que “los medios de comunicación ingresarán al Centro de Votación para cubrir la votación de una personalidad y se retirarán cuando ésta haya finalizado” y agrega que “el ingreso para la toma de fotografías y toma de imágenes de apoyo podrá realizarse siempre y cuando sea dirigido por el coordinador de centro”.