Funcionario hostiga a periodistas en las redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El funcionario Pedro Farfán, militante del partido Voluntad Popular, hostigó a los periodistas Pola del Giudice, reportera de El Pitazo, Diario La Región y locutora de Radio Mía 105.7 FM; a Ana Karina Santos, corresponsal de Globovisión; y Daniel Murolo, editor del portal informativo ElTequeño.com y Director de Comunicaciones de la Alcaldía de los Salias, estado Miranda.

Farfán, quien integraba las filas del partido Primero Justicia, ahora es de la tolda naranja a disposición de las medidas inconstitucionales del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). “Él se nombraba como testaferro de la Alcaldesa del municipio Guaicaipuro y administraba un local en Los Teques. Lo detiene el Cicpc en diciembre por una presunta violación a una menor de edad. La publicación se hizo por El Tequeño y, desde entonces, se ha dado a la tarea de acosarnos por Instagram y Twitter”, dijo Pola del Giudice en entrevista a Espacio Público 1.

Con términos como: “irresponsables”, “palangristas”, “amarillistas”, entre otros, se refirió farfán a los periodistas; así como también el mensaje escrito a Pola del Giudice: “porque creo en los tribunales de mi país; porque una de las supuestas víctimas habló y hablará cuando sea imputada en la simulación de un hecho punible como lo fue la supuesta violación”.

Por su parte, Daniel Murolo destaca que el hostigamiento de Farfán a los reporteros data desde 2019 producto de la utilización de un vagón del antiguo tren El Encanto; considerado patrimonio histórico de Los Teques, como puesto de un Food Truck en el bulevar Bermúdez. “No se puede agarra un vagón, sacarlo de los rieles que han estado durante cien años en el centro de Los Teques. Hicimos una campaña muy brava por todos lados. No sabía que él estaba detrás de todo eso y posteriormente me empezó a atacar por las redes”, dijo Murolo en entrevista a Espacio Público 2.

Posteriormente, el Cicpc cierra el puesto de comida que administraba Farfán por una denuncia sobre una violación en la que fue involucrado. “Eso se publicó en La Región, El Pitazo, El Tequeño y otros medios se pegaron a la información. Lo liberan una semana o 15 días después y desde ahí comenzó un ataque feroz a través de las redes sociales”, puntualizó Murolo.

En lo que va de año, en Espacio Público hemos registrado 686 violaciones a la libertad de expresión, 59 de ellas corresponden a hostigamiento verbal.

Referencias

Entrevista realizada por Espacio Público el 3 de agosto de 2020

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.