Estado limita el ejercicio de derechos a Luis Carlos Díaz

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las medidas impuestas por el Tribunal en contra de Luis Carlos Díaz afectan su ejercicio profesional fuera de Venezuela, además de limitar su alcance como defensor de derechos humanos. El 12 de marzo de 2019 fue excarcelado después de su detención arbitraria, tratos crueles y un allanamiento a su vivienda donde los funcionarios robaron bienes personales y dinero en efectivo que no guardan relación con la investigación.

A Díaz le acusan de “instigación pública” por ejercer su derecho a la expresión, la persecución se consolidó con la publicación de un video manipulado por el equipo de Con el Mazo Dando, programa conducido por Diosdado Cabello, el presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente, quien utiliza fondos públicos para violar el derecho a la libertad de expresión. En el video que Cabello difundió también por Twitter, se pretende relacionar a Díaz con el apagón nacional que inició el 7 de marzo y mantuvo sin electricidad por más de cinco días a varios estados del país.

Al finalizar la audiencia de presentación, el Tribunal de Control impuso medidas restrictivas a los derechos de Luis Carlos Díaz: prohibición de salida del país, de declarar a los medios sobre su caso (extensiva a sus abogados), y régimen de presentación cada ocho días. El juez afirmó en ese momento que estas medidas no impedirían su salida del país para cumplir con compromisos laborales si se tramitaban los permisos correspondientes; sin embargo, ya le han negado cuatro veces la posibilidad de asistir a eventos internacionales relacionados con comunicación, infoactivismo, periodismo, política e Internet.

La prohibición de salida del país y la negativa de los permisos de viaje limitan el derecho al trabajo de Luis Carlos Díaz, así como el ejercicio de su libertad de expresión y de su derecho a defender derechos, establecidos en la Constitución Nacional y en la legislación internacional suscrita por el Estado venezolano, obligado a garantizar y proteger los derechos de sus ciudadanos.

A Luis Carlos le prohibieron asistir a un codeathon en abril, en Estados Unidos de América (EUA); a un evento periodístico en Argentina (mayo); a actividades culturales y de redes periodísticas organizadas por REDLAD en Colombia (junio); y por último, no han dado respuesta a la petición para asistir a una serie de discusiones sobre políticas de seguridad cibernética e internacional en agosto en EUA, invitado por el Comité Interamericano Contra el Terrorismo de la Organización de Estados Americanos, como presidente del capítulo Venezuela de Internet Society (ISOC).

La negativa de los permisos de viaje también afecta la posibilidad de que se conozca la situación venezolana en otros países en cuanto a derechos digitales, además impide que Venezuela sea adecuadamente representada en foros de organizaciones internacionales como ISOC, que defienden y promueven el derecho a un Internet libre, otro derecho vulnerado en Venezuela por las restricciones impuestas por la estatal CANTV como proveedor de Internet, además de los múltiples bloqueos ordenados por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones a diversos proveedores, entre otros motivos.

Los abogados de Espacio Público han presentado oportunamente los recaudos necesarios para solicitar los permisos de viaje: carta de invitación, reserva del boleto aéreo, copias de pasaporte y solicitud de salida. En dos ocasiones el Tribunal no dio respuestas para cumplir con el proceso, en una ocasión entregó la negativa del permiso dos días después de la fecha pautada para el viaje, aunque el documento había sido emitido ocho días antes.

La limitación de su derecho a la libertad de expresión como asistente a eventos internacionales, se excusa en que hay un procedimiento abierto en su contra y “el imputado no puede sustraerse del proceso” porque “el mismo puede ser requerido por dicha representación fiscal, a los fines del esclarecimiento de los hechos, quien deberá estar atento a todos los llamado(sic)”. Además plantean que “no ha transcurrido un plazo prudencial” para otorgar el permiso. La fase de investigación dura hasta 8 meses cuando el imputado no está detenido y desde marzo el Tribunal no ha solicitado a Díaz que ofrezca declaraciones.

Restricciones para el periodista, ojos cerrados ante ladrones

Las medidas cautelares impuestas por el tribunal limitan la libertad personal de Díaz, manteniendo la vulneración de sus derechos; la prohibición de declarar a los medios sobre el caso es extensiva a sus abogados y representa una medida de censura que busca evitar que se conozcan las condiciones de reclusión, el trato al que fue sometido el periodista, y hacer de público conocimiento las múltiples irregularidades sobre el caso.

Por otra parte la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas de protección a Luis Carlos Díaz y a su esposa, Naibet Soto, en abril, instando al Estado venezolano a adoptar las medidas necesarias para garantizar que pueda desarrollar sus actividades periodísticas. Sin embargo, los Tribunales del país niegan al también activista por los DDHH la posibilidad de trabajar temporalmente participando en eventos internacionales.

Cinco meses después del allanamiento realizado de madrugada en la vivienda de Díaz, no hay avances en la investigación por el robo dinero en efectivo en moneda extranjera y joyas por parte de los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que realizaron el procedimiento. La bicicleta en la que se trasladaba Luis Carlos Díaz cuando fue detenido tampoco ha sido devuelta.

Artículos relacionados

1 comentario en “Estado limita el ejercicio de derechos a Luis Carlos Díaz”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.