CPJ advierte aumento de censura a los medios en Venezuela

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) publicó ayer su Informe “Ataques a la prensa 2010” en el que se refleja el aumento de la censura en América Latina y de la campaña “agresiva” del gobierno de Chávez para silenciar a los medios críticos en Venezuela.

En el capítulo que se refiere a Venezuela, el CPJ hizo importante mención a las restricciones que fueron hechas al diario Tal Cual y El Nacional de publicar imágenes de crímenes y violencia, así como a las continuas intimidaciones en contra de la planta televisiva Globovisión y RCTV Internacional, la cual terminó siendo sacada de la televisión venezolana. “En el caso de RCTV y muchos otros, el CPJ reveló que existía un proceso regulatorio en el que se adoptaban decisiones predeterminadas y motivadas políticamente”, señalan en el texto.

El organismo internacional destacó en su Informe las nuevas leyes aprobadas en diciembre de 2010 por la Asamblea Nacional, y que extienden el control del Estado sobre los contenido publicados en radio y televisión y “que prohíben a los medios de Internet publicar material que ´fomente zozobra en la ciudadanía´, ´altere el orden público´ o ´falte el respeto a las autoridades´”, expresaron.

Asimismo, los procesos legales en contra del periodista Francisco Pancho Pérez y Gustavo Azócar, así como el arresto del presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, fueron considerados como medidas de hostigamiento y que violan la libertad de expresión.

El Comité aseguró a través de su publicación que la intimidación en contra de los periodistas se ha vuelto medida de elección para los gobiernos para “amedrentar a los periodistas para que se alejen de la noticia… asegurarse de que comprendan que su interferencia no es bienvenida”, explicaron.

Fuentes:

Ataques a la prensa en 2010: Prólogo (15/02/2011). CPJ. Consultado el 16/02/2011

Revise también

Gobernadores de Táchira y Yaracuy criminalizan la protesta pacífica

Los gobernadores de los estados Táchira y Yaracuy dictaron sendas normativas restringen el ejercicio de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *