Covid- 19: Comunicado de la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, red integrada por 17 organizaciones de la sociedad civil de 15 países de Latinoamérica, trabaja en la defensa de la democracia y el valor de los derechos humanos, reafirmando la convicción de que las libertades de expresión e información son esenciales para las sociedades democráticas y para el cumplimiento de los derechos humanos, que no pueden ser desconocidos por los Estados y deben protegerse aún en momentos de emergencia como el que enfrentamos en este momento.

En el marco de la crisis sanitaria que enfrentamos a nivel global con la expansión del COVID-19, apoyamos los esfuerzos de los países y las medidas adoptadas para la protección de la salud de sus ciudadanos y ciudadanas. Sin embargo, hacemos énfasis en la responsabilidad de los gobiernos de garantizar y proteger el goce de derechos humanos en la región.

El acceso y la libre circulación de la información constituyen dos pilares fundamentales para la protección de la salud pública. En este sentido instamos a los gobiernos de la región a:

  • Proporcionar información clara y precisa sobre el avance y naturaleza de esta amenaza, las medidas de protección y atención previstas para la gestión de esta pandemia, así como en relación a los recursos invertidos; todo ello tanto en forma proactiva, como en respuesta a cualquier consulta y pedido de información que recibieran.
  • Evitar toda restricción al acceso a internet por parte de la ciudadanía. Al mismo tiempo, se debe poner énfasis en la circulación de información fiable por parte de autoridades y comunicadores en función de contrarrestar la propagación de fake news sin que esto resulte en detrimento de la libre circulación de la expresión e información.
  • Proteger y garantizar el ejercicio periodístico, que resulta particularmente relevante en aquellos países en los que no se garantiza el acceso a información oficial confiable. Por ello rechazamos toda medida de censura u obstrucción del acceso de periodistas a las fuentes de información.

Entendemos que en el contexto actual pueden existir limitaciones fácticas para generar y/o entregar información que pudiera solicitar la ciudadanía con relación a asuntos que excedan lo vinculado con la salud pública. En este sentido instamos a los gobiernos a realizar todos los esfuerzos que resulten posibles para cumplir de buena fe con su obligación de garantizar el derecho de acceso a la información pública, procurando que las restricciones sean mínimas y excepcionales, ajustadas a los términos del derecho internacional y los estándares en la materia. Consecuentemente, rechazamos toda restricción general y a priori que los Estados pudieran realizar al ejercicio de este derecho.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.