Agredida reportera y detenido periodista de El Pitazo en menos de 24 horas

Durante la cobertura de una situación irregular que se presentó en paralelo a una actividad política de la Mesa de Unidad Democracita (MUD), en la plaza de San José en el centro de Barquisimeto, estado Lara, funcionarios vestidos de civil del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistas (CICPC) intentaron detener a la reportera de El Pitazo, Marianli Suárez, mientras grababa la detención de unas personas en el Centro Comercial Cosmos, este 19 de agosto.
“Me iban a meter en la camioneta del CICPC pero la gente intercedió por mí para que no me llevaran, empezaron a gritar que yo era periodista, que me dejaran. La funcionaria insistía que me tenían que llevar presa. Al final la funcionaria se fue con la persona que estaba deteniendo inicialmente y a mí no me pudieron llevar”, declaró. La reportera destacó que habían una gran cantidad de periodistas porque inicialmente la cobertura era a la concentración de la tolda política, pero el incidente sólo ocurrió con ella.
Dos en fila
El 18 de agosto, el reportero de El Pitazo en el estado Apure, Julio Mendoza, fue víctima de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de sus funciones periodísticas. Mendoza también estaba dando cobertura a una actividad política de la MUD en esta entidad. “Desde antes de que iniciara la actividad ya había un gran despliegue de funcionarios de seguridad en el estado. Al momento de la caminata las personas no pudieron avanzar por un piquete de los funcionarios de Poliapure y la Guardia Nacional Bolivariana”, relató el reportero.
Mientras Mendoza grababa la forma en la que unos militares golpeaban con un casco a una joven que previamente habían tirado el piso minutos antes, “un funcionario me llegó por la espalda y me estaba ahorcando, como pude me lo quiote de encima y llegó otro y después cuatro funcionarios más, me cayeron a golpe con los casos y me daban patadas en las piernas. Me montaron en una moto de alta cilindrada y me llevaron a una patrulla, donde me montaron de una patada en el pecho. Me esposaron y me quitaron mi teléfono celular”, detalló el reportero.
Fueron detenidas trece personas, Mendoza era el único periodista y el único esposado. Esperó en un calabozo donde no le decían la razón de la detención, ni hasta cuándo estaría ahí. “Nos tomaron fotos y nos dijeron que no actuáramos más, que todo eso estaba prohibido, hasta que nos soltaron”, indicó. Los funcionarios crticaron la labor periodística del reportero durante toda la detención. El teléfono, que es la única herramienta de trabajo de Mendoza, le fue devuelto con la pantalla rota y la memoria destruida.
Fuentes:
Entrevista realizada por Espacio Públicoa Marianli Suárez el 19/08/2016
Entrevista realizada por Espacio Público a Julio Mendoza el 19/08/2016
24 casos de violación a la libertad de expresión en 5 días

Revise también

Torturan a Carlos Julio Rojas en Ramo Verde

El periodista y líder comunitario Carlos Julio Rojas, quien se encuentra detenido desde el 10 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *